Betania: un programa basado en la ternura, el compromiso, la alimentación y un espacio compartido


icono-betaniaEste espacio pastoral de Cáritas quiere ser una respuesta de ternura y compromiso para cuidar la fragilidad de los más pobres de nuestro pueblo, brindando un complemento alimentario y nutricional, una mesa fraterna y una propuesta de compromiso comunitario para vivir en justicia y paz.

Objetivos

  • Responder a las situaciones de emergencia alimentaria y nutricional que viven las personas y familias más vulnerables de nuestros barrios.
  • Favorecer la vinculación comunitaria de personas y familias en situación de evidente vulnerabilidad.
  • Crear espacios de formación en valores y habilidades tendientes a fortalecer el protagonismo de las personas y familias más vulnerables en orden a una auténtica promoción humana.

Destinatarios

Personas y familias detectadas en su vulnerabilidad por la Cáritas parroquial, en coordinación con el servicio social del barrio (escuela/salita) y las otras organizaciones sociales de la comunidad barrial.

La Cáritas parroquial definirá las edades y características de los destinatarios (niños, familias, ancianos, etc.). En el caso de los niños deberán concurrir con un adulto responsable.

Lugar

En salones comunitarios pertenecientes a la comunidad católica.

Este lugar requiere contar con un equipamiento mínimo: cocina, utensilios para cocinar (ollas, coladores, asaderas, etc.), mesas y sillas, vajilla (platos, vasos, cubiertos). Asimismo, y teniendo en cuenta la integralidad de los objetivos del programa, el lugar ha de contar con pizarrón y otros elementos necesarios para la implementación de talleres, encuentros comunitarios, etc.

Responsable

La Cáritas parroquial, a través de la conformación de un equipo de BETANIA formando parte del servicio de caridad de la comunidad, favoreciendo, además, la incorporación de nuevos voluntarios. Este equipo se formará y estará compenetrado en lo que el Programa propone, a partir de un espacio para comer de forma nutritiva, la vinculación comunitaria y la formación. Esto supone que el Programa no se agota en el tiempo que lleve dar de comer, sino que se abrirá al cumplimiento de los otros objetivos convocando personas e instituciones idóneas para la realización de los mismos.

Horarios

La Cáritas parroquial definirá los días y horarios de este servicio: diario, semanal, etc, así como si se trata de desayuno, almuerzo, merienda o cena (o más de una de estas opciones)

Desarrollo

  • Conformación del equipo parroquial de BETANIA con un responsable, un suplente del responsable y un equipo de voluntarios. Este equipo será parte y funcionará en comunión con el equipo parroquial de Cáritas y las propuestas pastorales de la comunidad.
  • Convocatoria a las personas o familias de manifiesta vulnerabilidad que hayan sido detectadas, en el número que resulta acorde a las posibilidades de comenzar con este Programa, con expectativas de altas y bajas en los destinatarios conforme evolucione su situación.
  • Definir el menú que se brindará, teniendo en cuenta las necesidades nutricionales de los destinatarios y las posibilidades de cocinar que ofrece el equipamiento del salón comunitario.
  • Promover la responsabilidad comunitaria y barrial a través del pedido de donaciones acordes al menú que se llevará a cabo.
  • Establecer un acuerdo (si es por escrito mejor) con las personas y familias destinatarias del Programa en el que consten con claridad los horarios de funcionamiento del mismo, el compromiso personal y familiar que se requiera, así como la aceptación de las propuestas de formación y acción comunitaria que se generen en el marco del Programa.
  • Este acuerdo reflejará con sencillez y claridad los modos de concretar los objetivos del Programa: el compromiso de los destinatarios adultos (ayudar a cocinar, preparar y servir la mesa, limpiar y acondicionar el lugar después de comer, etc.), la formación (a través de talleres de valores, de temas alimentarios y nutricionales, de actitudes que favorezcan el sentido comunitario de la vida), la vinculación comunitaria (a través de la animación de compras comunitarias entre las personas y familias destinatarias, de aunar gestiones ante organismos del Estado u otros, etc.), la búsqueda de soluciones justas a problemáticas comunes (a través del acompañamiento en la gestión, de la asesoría legal, etc.)

Financiamiento

Es responsabilidad de la Cáritas parroquial, con la ayuda de fondos de Cáritas diocesana que serán de $ 20.000 en concepto de equipamiento del salón comunitario (sólo una vez al año), y de un porcentaje de hasta el 75%  que surja de la cantidad de personas y la frecuencia de funcionamiento del Programa.

Modo de implementación

La Cáritas parroquial que se encuentre interesada en implementar el Programa y/o conocer más detalles del mismo, puede comunicarse con Cáritas diocesana de lunes a viernes de 8 a 14 hs. al (0223) 475-6565, o a comunicaciones@caritasmardelplata.org.ar . Asimismo, hacemos presente nuestra disponibilidad para concurrir personalmente y dialogar las modalidades específicas de implementación del Programa en las distintas parroquias.

para-betania