Educación en Necochea


Fundamentos: Las enormes desigualdades que muestra la realidad social de nuestro país, tornan urgente e imprescindible acudir en apoyo de los más débiles. La exclusión social no tiene solamente como base la pobreza sino también en gran porcentaje la falta de educación lo que hace que ésta sea la herramienta fundamental de cambio social.

Un mundo globalizado sumamente cambiante y altamente tecnológico hace que aquellos que no tienen acceso a una educación que abarque no sólo la escuela primaria, sino también la secundaria, queden afuera de las posibilidades de conseguir un trabajo o poder acceder a la educación superior. En las ciudades de Necochea y Quequén estudios realizados por Cáritas dan cuenta de la necesidad de apoyar la continuidad de la educación formal hasta completar la escuela secundaria para orientarlos hacia una salida laboral o profesional. Nuestro proyecto de becas APUNTA A ESTA FINALIDAD.

Objetivos:

a)      Dentro de la red de contención del sistema escolar a todos los niños jóvenes de Necochea y Quequén cuya situación socioeconómica genera inasistencias, fracasos y abandono escolar

b)      Mejorar el rendimiento escolar de los educandos en situación de riesgo y ayudarlos a valorar el rol fundamental de la educación y de la capacitación para facilitar su posterior ingreso al mercado laboral y acceder así a un nivel de vida digno

c) Brindar posibilidades a niños y jóvenes para que completen sus estudios evitando la deserción escolar.

Actividades:

–          Relación directa con el representante de cada Cáritas de Necochea y Quequén

–          Inscripción de aspirantes a las becas estudiantiles

–          Valoración de la documentación presentada

–          Visita a los hogares de los aspirantes a las becas, para conocer el interés del alumno por continuar estudiando y la realidad socioeconómica

–          Visitas a los colegios donde concurren los aspirantes o becarios a fin de evaluar el comportamiento y aplicación del alumno

–          Control de boletines

–          Entrega de las becas fraccionadas en dos cuotas iguales, que se efectivizan en marzo y agosto de cada año, previa presentación de boletín de calificaciones y rendición de cuentas

–          Implementación de cursos de apoyo escolar en las materias instrumentales de acuerdo con las necesidades de los becarios

–          Reuniones con docentes, padres y representantes de Cáritas para mejorar la actividad desarrollada

–          Evaluación del comportamiento de los becados al finalizar el ciclo lectivo para considerar si son posibles aspirantes a las becas en el año siguiente

–          Organización de charlas formativas sobre temas de capacitación general y formación ética ciudadana.

Recursos humanos:

–          Todo el programa se realiza bajo la responsabilidad y gestión de Cáritas.

–          Voluntarios, profesionales, docentes para apoyo escolar, asistentes sociales, psicopedagogos, sacerdotes, responsables de Cáritas.

Recursos económicos

El programa será financiado integrante con recursos provenientes de donaciones o contribuciones solidarias de:

–          Particulares

–          Empresas

–          Instituciones

Existiendo una experiencia previa y en marcha de 45 alumnos becados por año mediante la colaboración sostenida de 50 pequeños y medianos contribuyentes la expansión del programa completo con la implementación de cursos de apoyo escolar, requiere por lo menos, duplicar o triplicar el presupuesto en una primera etapa (año 2007) para lo cual se busca el apoyo de empresas con sentido social que puedan contribuir a sustentarlos.

Tiempo

Anual y renovable

Evaluación continua

Entrevistas con directores, padre, Cáritas, sacerdotes.

Antecedentes del presente proyecto educativo

En el 2005, los integrantes del grupo de promoción social de Cáritas, que, hasta ese momento habían trabajo para conseguir harina a fin de enseñar a amasar pan y pizzas para alimentar a las familias necesitadas y vender el sobrante, consideraron que las condiciones de vida de los mismos podrían cambiar si se apuntaba no sólo a darles alimentos sino también a lograr que todos los hijos de estas familias tuvieran acceso a la educación formal primaria y secundaria, pues estudios realizados por asistentes sociales daban cuenta que la mayoría abandonaba para ir a trabajar.

Es así como se crea el EQUIPO DE CÁRITAS DE BECAS ESTUDIANTILES, que durante dos años ha tratado de cumplir con ese cometido, en el 2005 se becaron a 45 niños y adolescentes y en el 2006 un poco menos.

El dinero surge de donantes particulares y empresas que han entendido la importancia que tiene la educación para lograr la promoción social de estos jóvenes que se encontrarán en una sociedad altamente competitiva  de fuertes exigencias laborales.

Creemos haber alcanzado en parte el objetivo que nos habíamos impuesto, HOY deseamos ampliar el proyecto incorporando más alumnos al plan  de becas y creando centros de apoyo escolar, para que los becados no abandonen sus estudios ante las dificultades que encuentran en las materias más conflictivas.