Feliz Navidad


 Conmovidos por la alegría del don, pequeño Niño de Belén, te pedimos que tu llanto despierte nuestra indiferencia, abra nuestros ojos ante el que sufre. Que tu ternura despierte nuestra sensibilidad y nos mueva a sabernos invitados a reconocerte en todos aquellos que llegan a nuestras ciudades, a nuestras historias, a nuestras vidas. Que tu ternura revolucionaria nos convenza a sentirnos invitados, a hacernos cargo de la esperanza y de la ternura de nuestros pueblos. Homilía de Nochebuena 2017. Papa Francisco

    Le agradecemos al Dios de la Vida todo lo compartido este año en el servicio a los más pobres.

Sigamos caminando juntos. Con el sincero deseo de una fecunda Navidad para todos.